Tuesday, March 15, 2011

Cuento que me regaló Manu para mi cumpleaños, se lo dictó a la tía. Lo transcribo tal cual ella lo dijo.

Una princesa un día se asustó de una sombra, que mañana agarró su varita y después supo que era una bruja. Que un día se pinchó un dedo y se cayó, vinieron los árboles y después el príncipe Alfonso. Vino un dragón y el príncipe lo mató. Que un día se pinchó con un pastito y que un día pisaron un "cartus" (cactus) descalzos, el príncipe y la princesa, y que un día el caballo se tropezó con una piedrita y había un montón y se siguió tropezando. Y que le dio una flor a la princesa, cuando se murió. Y un día el príncipe y la princesa se conocieron y se tropezaron con una moto. Mañana se fueron a París y colorín colorado este cuento se acabó. Zapatito roto mañana te cuento otro.

4 comments:

MariaCe said...

Salió narradora a la mamá! Me encantó. Ojalá la estén pasando bárbaro en París.

rs said...

Yo se lo voy a guardar así lo pueden leer en la fiesta de 15 o cuando se case, así me odia para siempre :D

Warren Sanchez said...

No me quedó del todo claro si se murió el caballo o se murió la princesa, pero es un detalle menor dentro de la apasionante trama.

El Vengador Pitufante said...

Espectacular :D